l impuesto al lujo provocó grandes dificultades en el sector automotriz debido a que disparó los precios en decenas de unidades. Es que los fabricantes de autos y camionetas, no sólo deben lidiar con las trabas para importar insumos y la dificultad para acceder a dólares, sino que además la llegada del tributo perjudicó en gran medida el precio de los 0km más populares del mercado.

La alta inflación, que se profundizó en los últimos meses, provocó como consecuencia que los modelos del sector chico y de entrada de gama quedaran afectados por este tributo, que contempla a los vehículos con un precio de venta desde los 14 millones de pesos.

El problema es que ya no quedan vehículos 0km con precios por debajo de esa línea y, en algunos casos, las empresas los mantienen de manera artificial, haciendo que toda una gama se ponga en venta con un valor similar, solo para decir que el impuesto al lujo no se aplica. Sin embargo, los sobreprecios se terminan pagando en el concesionario.

Autos: modificaron el impuesto al lujo y hay esperanza en el sector

 

Pese a que las terminales esperaban el anuncio de esta actualización para los primeros días de este año, la gestión recién lo anunció el último jueves. 

El cambio clave en cuestión tiene que ver con que la gestión de Javier Milei llevará la primera escala (la que tributa un 20%) a todos los autos con un precio de 19.826.151 salido de fábrica, lo que serían unos $28.000.000 de precio de venta al público.

¿Qué autos bajan de precio con el cambio en el impuesto al lujo?

 

Toyota y Renault fueron los primeros en anunciar las modificaciones en sus precios. 

El Toyota Corolla es uno de los vehículos que bajó su precio, tras el nuevo cambio
El Toyota Corolla es uno de los vehículos que bajó su precio, tras el nuevo cambio en la escala del impuesto al lujo.

Toyota Corolla

 

En este contexto, el Toyota Corolla (uno de los SUV más vendidos) costaba en diciembre entre $23.103.000 y $30.037.000 para las versiones de entrada y tope de gama. En cambio, hoy oscila entre los $22.777.000 y $28.221.000, respectivamente (las versiones XLI y SEG).

Nissan Versa

 

En esta línea, la versión Exclusive (tope de gama) del Nissan Versa pasó de los 31.000.000 de pesos a los $26.000.000, según informó la marca. Otras versiones del Versa, Sense y Advance que estaban topeadas en $14,2 millones en diciembre (para no caer en el impuesto al lujo), se modificaron y llegan a venderse entre $16 millones y $20 millones.

Volkswagen Virtus

 

En su versión tope de gama Exclusive, que en diciembre cotizaba en 26,1 millones de pesos (afectado por el 20% del impuesto al lujo en ese momento), ahora tiene un precio de lista de 24,1 millones, quedando fuera del alcance del tributo.

SUV Nivus

 

El SUV Nivus tope de gama (Highline) costaba $29,3 millones y bajó a $24,9 millones al salir de la primera escala del impuesto.

es_ARSpanish